Primeros Pasos

¡Dios te ama!

Sí, Dios te ama. Tal vez esto sea algo difícil de creer para ti, difícil de aceptar, o incluso difícil de ver en tu vida, pero esta es una de las verdades más poderosas y firmes que hayas escuchado jamás. Dios te ama y ese amor no solo se quedó en las palabras, sino que se volvió acción, porque así es el amor de Dios. Quizá estés pensando en las muchas veces que te hablaron de amor, te dijeron que te amaban y te prometieron muchas cosas que nunca se volvieron realidad. Pero hoy quiero que veas con tus propios ojos cómo el amor de Dios se ha acercado, aun sin que tú lo supieras.

Sigue leyendo acompañado de tu Biblia, para que puedas ver lo que esta dice en verdad (si no tienes una Biblia, te animo a que compres una. Te aseguro que es la mejor inversión que puedes hacer.)

Vamos a leer en la versión Nueva Traducción Viviente (NTV): Dios mostró cuánto nos ama al enviar a su único Hijo al mundo, para que tengamos vida eterna por medio de él. En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados.1 Juan 4: 9-10.

Aquí podemos ver que es siempre Dios quien toma la iniciativa; nos mostró Su amor y nos atrajo hacia Él. La manera más evidente de ese amor fue haber enviado a Su Hijo Jesús a venir a la Tierra, vivir en medio de las personas y luego morir en la cruz, porque el Padre quería volver a tener con cada uno de nosotros una relación cercana, de compañerismo, como la que tuvo con Adán y Eva al comienzo de la creación.

Leemos en Juan 3:16: Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Tanto te amó a ti y a mí que no se negó a dar a Su Hijo para que pudiéramos volver a estar con Él. Ese es el amor de Dios, siempre da y se da por otros.

Tal vez estás pensando: “¿cómo Dios me va a amar después de todo lo que he hecho? Seguro que Él está enojado conmigo.” Querid@ amig@, esto no puede estar más lejos de la verdad; Dios te ama y no está enojado contigo.

Sigue leyendo conmigo en Juan 3:17, que dice; Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él. Toda la condenación y el castigo por tu culpa y la mía se fue sobre Jesús; en la cruz Él cargo tu pecado y el mío, ya no hay más culpa ni castigo. Este es el mayor regalo de amor que Dios pudo darte; y como todo regalo, debes recibirlo.

Y si te estás preguntando cómo hacerlo, ¡te lo contaré! Aunque es sencillo, es algo muy poderoso y la decisión más importante que tomarás en tu vida.

En primer lugar, debes reconocer tus errores, faltas, pecado, todas aquellas cosas que sabes que no son buenas para ti y dañan a otros. En segundo lugar, debes creer que Jesús vino a este mundo, que murió en una cruz y que al tercer día resucitó; y recibir el amor y perdón que Dios te ofrece a través de esa cruz y simplemente decirlo. No hay un rezo específico que debas hacer. La Biblia nos enseña acerca de esto en Romanos 10:9, que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. (RVR 1960).

Si has hecho esto hoy por primera vez, quiero que sepas que la Biblia dice que hay fiesta en el cielo (Lucas 15:7) y yo me uno a esta fiesta en tu honor.

Es por eso que te invito a comunicarte conmigo. Me gustaría saber de ti y ayudarte en tus primeros pasos como una hija o un hijo de Dios.

¡Bienvenid@ a la familia de Dios!

Gloria Rodríguez M.

admin@enciendefocum.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué es la Biblia?

septiembre 26, 2019